Cómo proteger tus puertas de madera

Cómo proteger tus puertas de madera

La madera es uno de los elementos más utilizados para el hogar, de hecho la puedes apreciar en el mobiliario de muchos hogares, en ventanas y en las puertas, en especial en las que se instalan en la entrada principal de la vivienda, para el resguardo de toda la familia, y debe soportar las inclemencias del clima.

Es cierto que adquirir una puerta de madera maciza, puede ser algo costoso, pero aporta gran seguridad, además puede tener una vida útil muy larga, y con los cuidados correctos, tu puerta lucirá siempre como el primer día.

Elige el momento perfecto para hacer el mantenimiento de tu puerta

Este punto podría parecer algo sin importancia, pero la realidad es que es un aspecto fundamental elegir correctamente el momento para realizar el mantenimiento de tu puerta.

La madera es un material muy fácil de trabajar, pero debes tener presente que en la temporada de lluvias, esta se puede hinchar, y aunque pueda parecer seca, por dentro está húmeda. Si realizas el mantenimiento en estas condiciones, estarás restando años de vida útil a tu puerta.

Por eso el momento ideal para llevar a cabo el mantenimiento de las puertas de madera, es sin dudas la estación de verano, cuando tu puerta estará por completo seca.

El proceso de mantenimiento

Cuando vas a hacer el mantenimiento de tu puerta, es porque quieres que recupere su belleza original, así que lo primero que debes hacer es desmontarla con mucho cuidado, y comenzar a lijar, así lograrás eliminar cualquier imperfección en la superficie, como arañazos o alguna mancha.

Una vez hecho esto, aplica un tratamiento a poro abierto, esto significa que va a penetrar en la madera, brindando nutrición y protección desde el interior, al mismo tiempo que va a permitir que la madera respire. Ten en cuenta que en caso de ser necesario, puedes aplicar una capa de tinte para que la puerta recupere su color. Finalmente, debes dejar secar muy bien el producto.

Vale mencionar que este tipo de productos no crear una capa de barniz impermeable, pero si se obtiene una barrera protectora que repele el agua e impide el ataque de otros agentes atmosféricos.

Una vez que el producto esté bien seco en la superficie de tu puerta, es momento de volverla a instalar en su lugar, como lo haría un cerrajero Manresa profesional, con mucho cuidado, haciendo todos los ajustes necesarios.

Los productos de limpieza

Una vez que la puerta esté de nuevo en su lugar, es momento de regresar a la rutina de la limpieza de la puerta, pero debes tener presente que muchos productos pueden resultar muy agresivos para la superficie de tu puerta, aunque su etiqueta indique que sea adecuado para trabajar en madera.

Así que la mejor manera de remover el polvo de tu puerta con regularidad, es utilizando limpiadores jabonosos suaves, en caso de que quieras realizar una limpieza profunda, pero si solo quieres hacer una limpieza sencilla, puedes utilizar un paño suave húmedo, y recuerda siempre secar la superficie con un paño suave seco, así ayudarás a conservar las características naturales de tu puerta, para que luzca como recién instalada siempre.

admin

error: Content is protected !!