¿Cómo será el automóvil del futuro?

El automóvil es uno de los hitos más importantes del siglo XIX y uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la humanidad. El hecho es que los automóviles tienen una posición y un papel fundamentales en la sociedad moderna. Al permitirnos movernos libremente, la mayoría de la gente ve el automóvil como un símbolo de libertad. 

Desde la aparición del primer automóvil hasta el automóvil actual, la evolución ha sido enorme, pero en los próximos años, el automóvil experimentará los cambios más importantes en su corta historia. En menos de diez años, saldrá el coche del futuro. Por eso, en este artículo, te contaremos todos los detalles y todas las características del futuro del automóvil.

Leer también: ¿Qué tan seguras son las cerraduras inteligentes?

¿Cómo será el coche del futuro?

Actualmente, marcas como Tesla están intentando desarrollar el coche del futuro a toda velocidad. Una empresa dirigida por el visionario Elon Musk está desarrollando coches autónomos como modelo para el desarrollo futuro. Otro gigante como Google también está realizando sus propias investigaciones y experimentos en Google Car.

Tanto Google como Tesla demostraron una de las características de los automóviles del futuro. Piloto automático o los denominados coches autónomos. Tesla ha mostrado varios modelos, como el Model S, que pueden lograr momentos de conducción con manos libres, pero no pueden lograr una conducción 100% autónoma. Sin embargo, esto es cosa del pasado y, a partir de ahora, introducirá los llamados autos de nivel 5, lo que significa que serán completamente autónomos.

Para ello, el futuro automóvil de Tesla contará con hasta 8 cámaras de visión de 360 ​​grados y 12 sensores ultrasónicos y otros elementos. Estos elementos notificarán al automóvil de las señales de tránsito, la presencia de otros automóviles e interactuarán con peatones y automóviles, sin la necesidad de que uno esté en peligro. Además, también estará equipado con un radar frontal, que se llevará como los primeros autos Tesla.

Estos autos aún no se han lanzado al mercado (aún no hay fecha oficial), pero se espera que estén entre 2017 y 2018. De hecho, el propio Elon Musk declaró que tiene la intención de viajar por Estados Unidos este año. Estos coches de nivel 5 serán totalmente autónomos, por lo que el conductor sólo tendrá que señalar la dirección y el coche del futuro se encargará del resto.

El-Coche-del-Futuro
Imagen de Pixabay

Características del coche del futuro

Tanto Google como Tesla utilizan todas las posibilidades que ofrece la tecnología para desarrollar sus propias versiones de automóviles del futuro. Por ejemplo, Tesla usa radares, cámaras y sensores en su Model S. En cambio, Google creó un mapa en 3D utilizando un sistema láser, complementado con mapas de Google Maps y ayuda satelital.

Son modelos diferentes, pero tienen una cosa en común, es decir, el conductor puede relajarse y el coche del futuro puede realizar automáticamente todas las operaciones. La asistencia también es un punto común, todos están equipados con sensores y cámaras que pueden reaccionar ante la lluvia, la niebla, la nieve, el tráfico, los atascos y otros factores que interactúan con los automóviles.

Vehículo eléctrico 2.0

Aunque los coches llevan varios años en el mercado, lo cierto es que sufrirán cambios importantes en los próximos años. Uno de ellos, y quizás el punto más importante, es la batería incorporada, que les permite viajar distancias más largas.

Actualmente, los vehículos eléctricos se utilizan para viajes cortos, de trabajo o pequeños viajes (no más de 200 o 300 kilómetros). Sin embargo, se está desarrollando una nueva generación de baterías para aumentar este número. Todo indica que la capacidad superará los 400 kilómetros, y la cifra podría duplicarse en diez años.

¿Qué pasará en los próximos diez años?

El aumento de la conducción autónoma y los vehículos eléctricos no impedirá la disminución de los coches, al contrario. Por tanto, el principal problema será la congestión del tráfico y la espera en las grandes ciudades. Para evitar esta situación, estos coches utilizarán sus capacidades de conducción autónoma y serán más espaciosos en el interior para brindar comodidad a los pasajeros.

Teóricamente, la idea es hacer que los ocupantes del vehículo se sientan cómodos y disfruten viajando, por lo que en muchos automóviles la conexión a Internet pasará a ser una configuración estándar, e incluso sentarse a trabajar mientras espera o viaja, lo que puede ahorrar tiempo y dinero. . Con la ayuda de sensores, cámaras y mapas, los vehículos dentro de diez años tendrán toda la información disponible en el mundo y podrán comprender lo que está sucediendo en cualquier momento.

El coche del futuro se puede definir como en el sofá de casa, pero con ruedas. Pueden no tener palancas de cambio, cajas de cambios, radiadores y otros componentes característicos de los motores térmicos. El diseño de estos modelos será de tipo sándwich muy futurista, que incluye colocar al ocupante en la parte superior y el motor y otros componentes debajo.

Aplicaciones y otras funciones

En el futuro, las aplicaciones de uso colectivo como Blablacar (aunque diferentes) pueden aprovechar todas las capacidades de los vehículos autónomos. La aplicación también puede realizar pedidos y comunicarse con nuestros coches. A pesar de que los coches autónomos aparecerán dentro de 10 años, debido a las compañías de seguros y las regulaciones nacionales, no estarán 100% integrados ni siquiera en unas pocas décadas.

De hecho, en España, la DGT prohíbe la conducción de vehículos totalmente autónomos. Los automóviles del futuro utilizarán tecnologías de vanguardia como el grafeno, que primero reemplazará al litio de las baterías.

Deja una respuesta